LA GRANJASalimos, fotógrafos aguerridos, nos llovió a mares pero aún así hicimos fotos inigualables, y como no había gente tardamos un periquete…. como colofón nos fuimos a Segovia, la noche más hermosa.